¿Qué es la tradición Wicca?

ima35

 

Wicca es un estilo de vida, un camino espiritual de paz y amor. Es una tradición basada en las enseñanzas y filosofías de los celtas, los magos del norte de Europa que fueron llamados Druidas. Wicca es una tradición que enseña el respeto, reverencia y contacto con la naturaleza y todas sus manifestaciones como la vía para el crecimiento integral del ser humano.
El nombre de Wicca es un vocablo anglosajón de origen céltico que significa el “oficio de los sabios”. La sabiduría del wiccano viene de observar su entorno, contactar con las energías de los ríos, del mar, el bosque y la montaña. Está tradición espiritual nos enseña a través de la celebración de rituales a sintonizarnos con los ciclos de la tierra y la luna para alcanzar un equilibrio y armonía en nuestra vida cotidiana.


Existen distintas ramas dentro de Wicca dependiendo de los fundamentos filosóficos y los mitos en que son basadas sus prácticas. En el Círculo Wicca de México seguimos la rama denominada: “Wicca celta faery” creada por nuestra fundadora: Tessa, en la que realizamos los rituales solares y lunares del año de acuerdo con las antiguas tradiciones de los celtas, los druidas y el folklore de las hadas o faeries.

Para conocer de dónde surge Wicca, es necesario remontarnos a los pueblos del norte de Europa, principalmente los celtas. Ellos seguían una tradición enfocada a vivir en paz con su entorno, la naturaleza, y sus espíritus a la que se conoció con el nombre de Druidería.

 

Sus templos eran los bosques y círculos de piedra como Stonehenge o Avebury, en donde celebraban los cambios de estación y las cosechas, así como la llegada de la luna llena. Tales fenómenos naturales conformaban dos calendarios que se entrelazaban: la Rueda de oro (calendario solar de ocho celebraciones) y la Rueda de plata (calendario lunar de trece celebraciones al año).

 

Sus maestros son los árboles, quienes regían el zodiaco celta y de donde surge un alfabeto sagrado llamado Ogham, que usaban como un método de meditación, sanación, magia y orientación, siendo un oráculo mágico para dar guía y sentido a sus vidas.

La divinidad es considerada dual, femenina-masculina, y se hacía presente en tres aspectos: doncellas y jóvenes, madres y padres, ancianos y ancianas sabios. Se honraban a través de la naturaleza y todas sus manifestaciones. El mar, el bosque, el cielo, el campo, etc. eran las formas divinas en que se hacían presentes los Dioses en la tierra.


ima36En los rituales del año, lunares y solares se conectaban con algún aspecto de la divinidad, recordando que estos tenían múltiples formas y nombres. Con mitos y leyendas explicaban los valores que había que desarrollar en la vida para alcanzar la conciencia de unidad.

 

Los guardianes de la magia son los dragones y las hadas. Ellos cuidaban el conocimiento y los ayudaban a conectarse con la naturaleza y sus múltiples formas. Los cuentos transmitían los misterios de los centros de poder, las leyendas de las herramientas mágicas que servían como llaves para despertar la energía de los cuatro elementos: la tierra, el fuego, el agua y el aire, y revelaban las formas, nombres y costumbres de los espíritus de la naturaleza, las hadas o seres feericos.

La magia es la forma de dirigir la energía de la naturaleza a través de la sabiduría y con un objetivo específico. Los magos, eran sabios que ayudados por dragones, hadas y árboles guiaban al pueblo y mantenían la armonía con el entorno. Realizaban los ritos de paso por la vida, sanaban a la gente y dirigían las ceremonias sagradas de la luna y el sol.

Con la llegada de las nuevas religiones de Europa, estos conocimientos fueron atacados para que los nuevos gobernantes tuvieran el control del pueblo, dejando dormidos en un profundo sueño a toda esa tradición de magia. Los magos, las hadas y dragones se fueron a los bosques, los árboles guardaron silencio, esperando resurgir cuando el hombre tuviera nuevamente la capacidad de amar a la naturaleza y a todas las criaturas que en ella existieran.

La magia quedó olvidada, volviéndose sólo una fantasía. Las hadas se volvieron cuentos de niños y así se perdió por algún tiempo toda ese mundo de encanto y tradición.

 

Sin embargo, las abuelas en el campo conservaron las leyendas y fueron transformando las prácticas de los magos celtas en tradiciones del hogar asociadas a la cosecha, la fertilidad y la abundancia. Las herramientas míticas que una vez existieron entre los druidas, como la espada Excálibur, el Caldero del renacimiento o el Grial se ocultaron en el “otro mundo” esperando volver en épocas de paz. Las ancianas comenzaron a utilizar un cuchillo, en vez de espada, y lo llamaron athame. Se usaron copas, vasijas y ollas, en vez de gigantezcos calderos. Tuvieron que ocultar la vara mágica entre las ramas de la escoba y el báculo se transformó en el mango de este instrumento. La magia y sus herramientas, sus mitos y leyendas fueron guardadas por las mujeres sabias que en sus hogares siguieron honrando a la antigua tradición de la tierra, las brujas.

En los años sesenta se abren nuevos horizontes de conocimiento y despiertan las enseñanzas de los antiguos magos al resurgir las tradiciones de los celtas, y con ellas llega un nuevo camino espiritual o estilo de vida basado en las antiguas prácticas de los druidas. Es Doreen Valiente, una bruja inglesa quien entrena a Gerald Gardner en los misterios de la magia celta y la Druidería para que sea él quien rompa el silencio después de que fuera abolida la última ley en Inglaterra que condenaba a muerte a todo aquel que practicara o difundiera la "brujería", como fue llamada cualquier práctica que tuviera que ver con la naturaleza y sus espíritus. A través de la publicación de un libro titulado “Brujería hoy” es que Gardner da a conocer la tradición dormida de los celtas y propone un nuevo nombre para esta práctica espiritual de la tierra que le había heredado Doreen: Wicca, que significa: “El oficio de los sabios”.

 

ima37Con el resurgimiento de estas prácticas muchos seguidores de la magia, las hadas, los celtas y la Druidería despiertan y se hacen presentes por todo el mundo, dando así una nueva oportunidad para recuperar la magia de la naturaleza.

Pueden existir muchas corrientes dentro de la tradición Wicca, esto depende del lugar en el que se practica y sus principales exponentes como: Wicca Gardneriana, Seax Wicca, Witta, Reclaiming, Wicca Diánica, Wicca Alexandrina, Wicca Británica, Wicca Celta, entre otras, sin embargo, las reglas y principios se comparten en todas.

Wicca Celta Faery

En el Círculo Wicca de México practicamos la Wicca Celta Faery. Ésta nueva rama de la tradición une la filosofía, rituales de paso, rituales lunares y solares de origen celta, así como las prácticas espirituales y principios básicos de los druidas con la magia natural y el folklore de las hadas, dragones y árboles. Su fundadora es Tessa, suma sacerdotisa del Círculo Wicca de México.

En la Wicca celta faery buscamos la paz en todo momento y la armonía que solo nos puede dar el contacto con la naturaleza.

Tessa, ha ido creando este camino en México y compartiendo sus enseñanzas, adaptando los conocimientos y prácticas europeas a la visión latina y de habla hispana, para darnos un acercamiento mucho más rico y profundo a la tradición Wicca desde nuestro lenguaje y cultura en la sociedad actual.

 

ima38

 

b5

Visítanos:

Amores 1104 · Colonia Del Valle

Ciudad de México.

No tenemos sucursales.

Teléfono: 55.43.58.38

 

mapa

 

 

 

twitter

 

 

 

webyule2014

 

b8

 

hand